CUSTODIAS Y RÉGIMEN DE VISITAS DE MENORES POR EL COVID-19 EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

La declaración del estado de alarma provoca inseguridad a los progenitores divorciados o separados de hecho con hijos menores comunes, acerca de si afecta o no para el cumplimiento de régimen de visitas o los supuestos de custodia compartida.

No olvidemos, los efectos de la restricción de la libertad de circulación en este estado de alarma.

Pues bien, las juntas de jueces se están pronunciando al respecto.

Esto es, la junta de jueces de Alicante en el pasado 23 de marzo enunció que la declaración del estado de alarma deja en suspenso la aplicación de numerosas leyes y, como consecuencia, también debe considerarse que dicha suspensión afecta a resoluciones judiciales, en cuanto contradigan la finalidad del estado de alarma decretado.

Por lo que, la declaración del estado de alarma suspende los regímenes de visitas de menores y discapaces, al no permitirse su circulación por las vías de uso público, de conformidad con el art.7.1 del R.D. 463/2020. Igualmente, La declaración del estado de alarma suspende los regímenes de visitas de menores con abuelos u otros parientes y allegados, al no permitirse su circulación por las vías de uso público, de conformidad con el art.7.1 del R.D. 463/2020.

En los casos especiales, en los que los regímenes de visitas se desarrollen con intervención de los Puntos de Encuentro Familiar, éstos se encuentran suspendidos desde el 16 de marzo, por la suspensión de la actividad de los P.E.F. acordada por la autoridad competente.

Finalmente, se manifiesta que La declaración del estado de alarma no suspende los regímenes de guarda y custodia compartida de menores y discapaces con la patria prorrogada o rehabilitada, al permitirse por el art.7.1.d) del R.D. 463/2020 la circulación por las vías de uso público, para el retorno al lugar de residencia habitual.

Los intercambios se tendrán que efectuar en las fechas y horarios que corresponda, conforme a la resolución judicial vigente, respetando las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

En todo caso, deberá garantizarse el derecho de comunicación de los menores con el progenitor con el que no se encuentren conviviendo, vía telefónica o telemática, siendo recomendable pactar un incremento de tal comunicación, muy especialmente en los supuestos de custodia exclusiva, dada la falta de contacto presencial entre los menores y su progenitor no custodio, fomentando los contactos que permitan la visualización del otro progenitor (videollamada a través de Whatsapp, FaceTime, Skype, etc).

Este despacho, recuerda a los progenitores que aunque estamos en momentos difíciles no deben de utilizar a los menores en sus conflictos interparentales.

Resulta evidente que los procesos judiciales de separación o divorcio influyen en la calidad de vida del niño, pero siempre debemos de velar por la protección del interés superior del menor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe aceptar la política de Privacidad para poder dejar un comentario