SOBRE EL BROTE DE HEPATITIS A.

Este despacho ha llevado uno de los nombrados casos Tagliatella. En concreto, sobre uno de los locales, sito en Finestrat (Alicante), de la franquicia de restaurantes La Tagliatella.

Más de una treintena de afectados por Hepatitis A.

Muchos de ellos hospitalizados y con la consecuente incapacidad temporal.

Para situarnos en el contexto de los hechos, sobre la Hepatitis A, manifestar que se contagia por comer o beber alimentos o agua que han sido contaminados por heces que contengan el virus de la Hepatitis A.

Las frutas sin pelar, las verduras y los mariscos crudos, el hielo y el agua son fuentes comunes del virus de la enfermedad.

Seguridad Alimentaria de Benidorm intervino en ese momento abriendo un expediente administrativo, cerrando el local y marcando pautas a la empresa hasta que permitió la apertura de nuevo. Muchos de los afectados, se personaron como interesados en dicho expediente.

Los casos surgieron en octubre de 2018 y tras una analítica de los afectados se demostró que todos tenían la misma cepa del virus, además que todos ellos comieron en dicho restaurante.

El período de incubación máximo era de 50 días, aunque normalmente a los 28 días ya sentían síntomas.

Los síntomas más comunes eran: dolor o distensión en la zona abdominal, orina turbia y deposiciones de color arcilla o pálidas, fatiga,fiebre baja, coloración amarillenta de la piel o los ojos, falta de apetito, náuseas y vómitos.

Tras toda la labor de investigación, recopilación de pruebas e incluso personación en el expediente de Seguridad Alimentaria, decidimos reclamar extrajudicialmente.

Después de dicha actuación extrajudicial, como la misma fue rehusada, nos vimos obligados a interponer demanda de reclamación de cantidad, solicitando al cliente la indemnización correspondiente, que gracias a nuestro perito médico pudimos cuantificar.

La vista por el Estado de Alarma, lamentablemente se suspendió, pero hace una semana escasa cuando de nuevo se señaló fecha de juicio, a puertas de entrar a sala, la demandada quiso llegar a un acuerdo.

Llegamos a un acuerdo muy satisfactorio para el cliente.

Uno de los pocos que ha recibido indemnización, pues en la mayoría de supuestos la demandada ha decidido continuar hasta el final e incluso llegar hasta la audiencia provincial para dilatar el proceso.

Como siempre decimos, mejor un acuerdo que un buen pleito.

Siempre hay que velar por los intereses del cliente.

Al final todo pasa por algo, pues del mencionado restaurante hace escasos días se informaba en prensa, que sufría grandes pérdidas avecinándose un posible cierre. Esto puede provocar una insolvencia que perjudicaría al cliente sino se hubiera llegado a un acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe aceptar la política de Privacidad para poder dejar un comentario