CAMBIOS EN LA DOCUMENTACIÓN PERSONAL

Se avecinan cambios, principalmente en dos documentos, por un lado, el Libro de Familia, y por otro lado, el DNI.

Con respecto al Libro de Familia, éste en su formativo físico de toda la vida, va a desaparecer y va a sustituir por un nuevo registro digital accesible, gracias a la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil.

A partir de ahora, se deja de entregar la versión en papel y se reemplaza por un registro digital centralizado y accesible en la que cada individuo contará con una hoja dónde figuran los datos personales de los miembros de un mismo núcleo familiar, relacionados con su estado civil.

La versión en papel del documento del registro civil se usaba en numerosos ámbitos, como solicitar ayudas o cuantas veces una de las partes en el proceso de divorcio, se ha quedado el libro de familia y se ha negado al otro dicho documento para obstaculizar el proceso de separación con medidas paterno filiales.

De este modo, con la digitalización todo va ser más cómodo y adaptado a la sociedad actual.

Otro de los cambios que se avecinan, es la nueva modalidad de DNI, en su versión 4.0, la cual se implantará en el próximo mes de agosto.

Esta nueva modalidad incluye varias mejoras que los hacen más complicado falsificar, entre las cuales, destaca un parche holográfico de la bandera del país de expedición, tinta ópticamente variable en ambas caras del documento y una ventana transparente con grabado láser.

Además, está previsto que el documento también se pueda integrar en el teléfono móvil a través de una aplicación.

Todas estas nuevas modificaciones se adaptan al Reglamento UE 2019/1157 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de junio de 2019, que exige que las palabras del documento de identidad figuren al menos en otra lengua oficial de la UE, por lo que se va a incluir la denominación en inglés “National Identity Card”.

En el anverso, se ha añadido también el código de dos letras del Estado miembro (ES en el caso de España), impreso en negativo en un rectángulo azul y rodeado de 12 estrellas amarillas.

Además, los nuevos documentos incluirán un medio de almacenamiento de alta seguridad que contendrá una imagen facial del titular del documento y dos impresiones dactilares en formatos digitales.

Es importante mencionar, que, aunque se va a poner en vigor en agosto esta nueva modalidad de DNI, no significa que ahora todo el mundo tenga que cambiar a esa modalidad, pues siguen vigentes hasta que toque realizar la renovación próxima, eso sí, el DNI que no cumplan con el modelo europeo dejarán de ser válidos en cuanto expiren o, a más tardar, el 3 de agosto 2031.

El siguiente escalón, sería el DNI exprés, dónde se realizará la fotografía “in situ”, y se pagarán las tasas mediante tarjeta bancaria.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *