NOVEDADES SOBRE LA DEDUCCIÓN DEL PRÉSTAMO HIPOTECARIO

 

La resolución del Tribunal Económico-Administrativo Foral de Guipúzcoa nº 35123/2019, de 18 de diciembre viene a cambiar el panorama hasta entonces conocido con respecto de la deducción del IRPF en los casos en que tras la ruptura de pareja o de matrimonio, la vivienda habitual sigue teniendo la carga de un préstamo hipotecario y ambos son cotitulares del préstamo.

Normalmente en la práctica, uno de los cotitulares del préstamo es quien asume en su integridad el pago mensual del préstamo hipotecario, bien por razones económicas de uno de los cotitulares o simplemente por conflicto personal entre los mismos.

La cuestión es que, hasta este momento, cualquier de los dos cotitulares del préstamo podía deducirse en su declaración de la renta el abono de dicho préstamo, a pesar de que uno de ellos se encargara del abono íntegro de la cuota y por ende el otro no abonara absolutamente nada.

En estos casos, cuando una relación de pareja finaliza, es recomendable realizar el oportuno reparto de los bienes y del pasivo existente, ya sea si existe sociedad económica matrimonial como si se trata de una pareja de hecho, o simplemente una relación de noviazgo.

En ese momento, si existe préstamo hipotecario, se recomienda realizar el trámite de extinción de condominio, sin embargo, en ocasiones dicho trámite no se realiza ni tampoco se adjudica la propiedad a una de las partes, pues únicamente el uso de la vivienda a una de las partes.

Cabe asimismo resaltar que, en el caso de impago de estas cuotas, el prestamista pueda ejercitar su reclamación contra cualquiera de los prestatarios, es decir, cualquiera de los dos cónyuges, con independencia de quien venía haciéndolo habitualmente, puesto que estamos en presencia de una obligación de carácter solidario, así como obviamente cualquiera de los cotitulares que asuma el pago íntegro del préstamo puede reclamarle al otro el 50% del abono del préstamo.

En cuanto al caso en concreto, de esta sentencia que cambia los criterios, a mi juicio de forma correcta pues se adecúa a la realidad, es quien abona la hipoteca en su totalidad es quien tiene derecho a deducirse el préstamo hipotecario en la declaración de la renta, también en su integridad. Nada de como hasta ahora del derecho a deducirse el 50% cada cotitular del préstamo, independientemente de quien haya realizado el abono.

El asunto se centra en que mientras es el exmarido quien aparece como titular de la hipoteca, de facto es la exesposa quien viene realizando el pago de estas cuotas, ya que una vez ha sido disuelto el proindiviso, ella aparece como única propietaria.

Considera el tribunal que al quedar suficientemente acreditado que es ella la que se hace cargo íntegramente del préstamo hipotecario (se aporta como documentación: transferencias a la cuenta común, movimientos que reflejan el cobro del préstamo y un escrito firmado por el exesposo manifestando que no se hace cargo del pago del préstamo), la misma tiene derecho a practicar en su declaración de IRPF la deducción por adquisición de vivienda habitual al 100%.

NUEVOS CRITERIOS POR LOS JUZGADOS SOBRE TEMAS DE FAMILIA EN TIEMPOS DEL COVID-19

La Junta sectorial de Jueces de familia y de violencia sobre la mujer del partido judicial de Alicante se reunió el pasado 4 de mayo, modificando el pasado acuerdo de fecha de 23 de marzo de 2020 y aprobando un acta con los siguientes acuerdos:

Se reanuda el régimen de visitas de menores y discapaces, al pasar a la fase 1 en esta Provincia, según la hoja de rutas fijada por el Gobierno en el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad de fecha 28 de abril de 2020.

Modificación considerable, ya que el anterior acuerdo de 23 de marzo de 2020, entendía suspendidas las visitas.

La junta, recuerda que los desplazamientos de la población infantil permitidos por la Orden SND/370/2020, de 25 de abril, se trata de un paseo diario que pueden realizar hasta tres niños con un adulto responsable, pero dicho adulto responsable tiene que ser una persona mayor de edad que conviva en el mismo domicilio con el niño actualmente, o un empleado de hogar a cargo del menor, lo que determina la exclusión del progenitor o progenitora no custodio.

 

Se pretende realizar un restablecimiento del régimen de visitas en el siguiente sentido:

 

– Visitas intersemanales: no se recuperan ya que como se trata de estancias cortas del menor con el progenitor no custodio para garantizar el contacto frecuente entre ambos y la implicación de dicho progenitor en las actividades escolares y extraescolares del menor. Dichas finalidades no se pueden cumplir, solo las cumplirán las nuevas visitas, por lo que no procede duplicarlas.

 

– Fines de semana alternos: se recuperan en parte pues tiene la finalidad de tratar de garantizar el mantenimiento de la relación paterno filial con el progenitor no custodio. La falta de tiempo compartido del menor con el progenitor con el que no convive debe ser recuperada, pero teniendo en cuenta que las condiciones en las que el progenitor custodio ha compartido el tiempo con su hijo durante todos los fines de semana del confinamiento no han sido las condiciones ordinarias de disfrute de un fin de semana, luego, aunque sí ha compartido tiempo, no ha podido realizar gran parte de las actividades propias del fin de semana.

 

 

Por lo que, desde el inicio del estado de alarma (14 de marzo de 2020) hasta la finalización de la última prórroga acordada (11 de mayo de 2020), con inclusión del período vacacional de Semana Santa (del 8 al 19 de abril de 2020), hay nueve fines de semana, por lo tanto, los progenitores no custodios no habrán disfrutado de cuatro o cinco fines de semana que les correspondían (según la alternancia de cada grupo familiar).

 

Restablecido el cumplimiento de los regímenes de visitas, los progenitores no custodios disfrutarán de tres o cuatro fines de semana adicionales a los alternos que le correspondan conforme al turno ordinario de fines de semana alternos.

normal, dicho período no debe diferenciarse de los períodos lectivos, por lo que, a efectos de restablecer el equilibrio, este período se computaría como si se tratase de período lectivo y ello a los efectos previstos en el apartado anterior.

 

 

La declaración del estado de alarma no suspendió los regímenes de guarda y custodia compartida de menores y discapaces con la patria prorrogada o rehabilitada, al permitirse por el art.7.1.d) del R.D. 463/2020 la circulación por las vías de uso público, para el retorno al lugar de residencia habitual.

 

Respecto al procedimiento especial y sumario para cuestiones de familia derivados de la pandemia relativas a ajustes en las pensiones para los progenitores en situación de vulnerabilidad por el COVID, introducido por el Real Decreto- Ley de 28 de abril de 2020, esta Junta acuerda:

 

El demandante debe acreditar la situación económica del progenitor que solicita la revisión al momento de la fijación del importe de pensión vigente, así como su situación actual.

Si dicha comparación determina la existencia de una variación sustancial de circunstancias, se procederá a la modificación del importe de la pensión

 

No obstante, se considera como mínimo vital, a efectos de modificación de la pensión: 180 euros mensuales, en el caso de un hijo; 150 euros mensuales por hijo, en el caso de dos hijos; y 120 euros mensuales por hijo, en el caso de 3 hijos.

 

En el supuesto de que la situación del progenitor que ha solicitado la revisión, pasado un tiempo, vuelva a ser la anterior, en el posterior procedimiento de modificación de medidas, se podrá aplicar con carácter retroactivo la pensión vigente antes de la modificación.